Regatas 10 de marzo de 2018
La intensidad del viento marca el arranque del XXI Trofeo RCMS de Vela Ligera

Mientras que los Laser, 29er y Snipe tuvieron que volver a tierra tras la primera regata, debido a las condiciones meteorológicas en su campo de regatas en Las Quebrantas, unido a un aviso recibido desde la Autoridad del Puerto. En tanto que los Optimist y RS Feva pudieron continuar regateando en la Bahía, con viento menos extremo.


Por la mañana todo parecía indicar que durante las regatas podría darse la situación de contar con viento del primer cuadrante, mucho más favorable para el desarrollo de las pruebas. Con esta percepción se izó la Delta a las 12h00 para los barcos que iban al Sardinero y media hora más tarde para los que permanecerían en la Bahía. Al poco de salir estos últimos hubo una encalmada, pasada la cual arreció el Ábrego.

En el Campo Bravo, con viento del Sur(190º) de una intensidad media de 20 nudos, con rachas que superaron los 24, los Snipe realizaron un  recorrido triangular para evitar las empopadas, en tanto que los Laser y 29er lo hacían en un tradicional barlovento-sotavento. En este campo el viento racheado provocó numerosos vuelcos, sobre todo en la clase Laser.

En el Campo Alfa, sin embargo, el viento del Sur no llegó a manifestarse con tanta intensidad que además del poco calado de las embarcaciones participantes, Optimist y RS Feva, les permitió completar 4 y 3 pruebas respectivamente.

Para mañana la previsión es de suroeste fuerte, también racheado, lo que podrá ser determinante para la realización de las pruebas previstas para terminar la regata.

 

Enlace a clasificaciones provisionales